Patrimonio

Patrimonio

Iglesia Santa María de Almocóvar

Iglesia Santa María de Almocóvar

Construida sobre la mezquita. Para el origen del nombre existen dos teorías; la primera es que Almocóvar proviene de "Al-Mocovara" que significa el lugar más alto, y la segunda es que su nombre derivaría de "Al-Macâvir", el cementerio. Tras la conquista de la población, se adapta la mezquita al culto cristiano, pero en 1281se inicia la construcción de un nuevo templo. Del templo original románico se conservan las tres portadas, de las cuales la principal constituye uno de los pocos ejemplos del románico en Extremadura. A lo largo del siglo XVI se realizan algunas obras; en 1542, se remata la construcción de una sacristía, y hacia la mitad del siglo, se encarga al maestro de la Orden, Pedro de Ybarra, la edificación de una capilla mayor. Su estado actual es fruto de las obras realizadas en el primer tercio del siglo XVII. En su interior se conservan algunas piezas de interés: el sepulcro del comendador Antonio Bravo de Jerez, realizado por Lucas Mitata; cinco tablas de Luis de Morales; un Cristo Yacente, atribuido a Martínez Montañés; una talla de Sebastián de Paz de 1639; el sepulcro del Maestre Yáñez de la Barbuda, y la pila donde fue bautizado San Pedro de Alcántara.

Tipo
Iglesia